Archive | CANTERÍA RSS for this section

A mis amigos los osos polares.

Un día, descubrí una piedra tirada en una esquina de una jaula… Era una piedra más especial que las otras. Quizás, ella ya lo sabía y por eso llamo mi atención. Como quién encuentra un tesoro, la cogí lleno de ilusión y la guardé.

llegó un día en que la subí a mi mesa de cantería y allí nació mi última obra. Cuanto más la miraba más claro lo tenía.. y más me gritaba lo que iba a ser…

Cogí el cincel y poco poco empecé a jugar con ella… Ya lo he dicho otras veces, pero es algo mágico, las manos van solas, la cabeza va a una velocidad inimaginable, todo toma forma. La piedra te parece que te habla… Quita por aquí,, quita por allá…

El pulso se acelera, la concentración es tal que vuela el tiempo.. y aunque empieza a doler todo el cuerpo, quieres seguir más y más…Aquí es cuando hay que parar…

WP_000527

Al día siguiente esa conexión mágica está tan activa que no cuesta nada recuperar el ritmo, de nuevo, las manos correr, las imágenes recorren tu cerebro. De vez en cuando la experiencia hace saltar todas las alarmas… !cuidado!!.. uff… no se rompió…

Y así tres años.. cada vez que volvía a tallar, iba descubriendo como era la piedra la que me guiaba.. la nariz, las líneas de la espalda del osezno, el otro osezno..

20160514_144530.jpg

A pesar de documentarme, ver fotos…es siempre la piedra quién te marca por donde tienes que ir. En un cuadrado tú puedes hacer lo que quieras, tú puedes domar el alma de esa piedra. En una piedra que tiene una vida, una historia, tú sólo puedes escucharla…

Dedicado a mi padre.

IMG_20170824_160641.jpg

La Esfinge gatuna

Hola de nuevo, hoy os presento mi último trabajo, un encargo para una persona muy especial.

Se me encargó algo diferente, pequeño, y rebuscando entre las piedras que tenía en el taller encontré un tentativo de obra inacabado, realizado sobre una de las piedras más bonitas por si solas que hay: “El bolo del río arcoiris”

Esta curiosa piedra, de bonitos colores se talla muy bien, ya que es blanda y de grano constante, pero a la vez no se rompe. A estas características hay que añadir la cantidad de colores que presenta: del blanco al rojo-violáceo, pasando por el naranja, y resto de ocres y amarillos.

Otra de sus características es que pesa poco con lo que se transporta muy bien.

Bueno como decía, tenía que hacer algo diferente y no sabía que piedra utilizar, ni que hacer. Así que cogí, lo que había sido un intento de crear un aplique de luz y comencé a tallar. Primero tallé el pie de la piedra, dejándolo liso y recto para así poder apoyarlo bien y poder trabajar mejor y luego di varios golpes para quitar masa. Una vez realizado esto, como la piedra presentaba diferentes colores y formas, pronto descubrí que quería tallar, o mejor en que quería la piedra que la tallase.Image

!Una leona, o gata, o una esfinge… claramente!.

Image

Así que, una vez que tenía las ideas claras solo tenía que seguir tallando siguiendo la imagen de mi cerebro… Lo más curioso de todo, es que a medida que devastaba, la mancha rojiza de la frente iba marcando más el rostro, imprimiendo más personalidad a la obra. Es como si la piedra hubiera querido ser eso: Una esfinge.

Image

Y así, poco a poco, aquella piedra relegada a un rincón… cogió fuerza y se convirtió en la Esfinge gatuna.

Image

Image

Todavía no está termina porque me quedé sin tiempo, pero el resultado final es muy satisfactorio, ya sea por el material como por la talla. Así que seguro que veréis más obras con este tipo de piedra.

Image

Esfinge gatuna en piedra de bolo de río arcoiris.  30×15 x10

PD: el problema más grande es saber cuando algo está terminado. Siempre se puede quitar un poquito más de aquí, lijar un poco de allá…ufff… es aquí donde hay que afinar mucho, porque a medida que la piedra va cogiendo forma… ya tu cerebro la completa, quedando a medias… Por eso es bueno dejar pasar un tiempo entre talla y talla.

 

por BILBO FARACO.

Godoy, el escudo del ajedrezado

Aquí os presento el otro escudo que me habían encargado.

Image

Escudo heráldico del apellido, Godoy. 80x60x12

Al igual que su hermano, está tallado en piedra caliza. Es un escudo jaquelado de 15 piezas, 8 de oro, aquí de color blanco, y 7 de azur, aquí de color natural.

Image

Como en el anterior escudo, se comienza esculpiendo los márgenes. En esta ocasión para evitar que el borde del escudo se rompiera, he optado por tallar un marco. Después, uno a uno, he trabajado los cuadros, unos en positivo, otros en negativo y por último el blasón con el nombre.

Su talla ha sido algo más sencilla, ya que son figuras geométricas, aún así, ya os digo que hay que golpear fuerte, y no correr, porque detrás de un mal golpe, viene el grito de rabia.

Por último, se tiñe. Como en el escudo anterior utilice los mismos materiales: yogurt, café y tierra oscura.

PD: la persona que me lo encargó, tenía tantas ganas de tenerlo junto al otro que se lo llevó antes de que lo pudiera fotografiar… así que no os puedo enseñar el resultado final,al menos tengo la foto antes de empezar…jajaja…

Image

Bueno, ¡eso es que le ha gustado!

Bilbo Faraco

Un bocal de fuente de Babilonia.

Hoy publico, otra de mis esculturas en piedra.

Image

Bocal para fuente de pared en piedra arenisca, de 30x15x15.

En esta ocasión vuelvo a mezclar mi pasión por la cantería y mi pasión por las fuentes. Fue otra de mis primeras tallas en piedra.

La piedra.

Es un piedra arenisca con alto contenido en materia orgánica, (que son las partículas, oscuras casi negras que se ven). Como podéis apreciar es una piedra bastante porosa. Esto se debe a que los gránulos de arena que la forman son más grandes y gracias a su tamaño, el tallado de la piedra es más fácil, pero también su resistencia es menor, ya sea al efecto de la percusión, así como en el tiempo.

Image

La talla:

Primero se hace el agujero por detrás, de donde vendrá  el agua, que atraviese toda la piedra y luego trabajamos la cara que se va a ver. En este caso no sabía que hacer, así que se me ocurrió    lo que veis.

Image

Esta pieza va pegada a un muro, como si fuese otro bloque más. El agua sale por el agujero del centro y cae sobre una pileta o plato. Es el grifo, pero con forma de balcón. Es una fuente de pared.

Como podéis ver en la última foto, debido a la percusión ejercida al hacer el arco, apareció una pequeña rajita en uno de los lados… Lo digo siempre, pero es que hay que ir con pies de plomo… porque al mínimo fallo,!!! cras!!! Por suerte, la piedra fue buena compañera y la raja no fue a más…..!!Ufffff!!!.

La piedra la encontré en un río. Lo más curioso, es que por efecto del rozamiento toda la parte externa, (la primera capa) era de un color marrón oscuro, casi negro y muy lisa.. Al principio, la piedra parecía muy dura, pero fue agradable descubrir que no.

COMO SE HACE UN ESCUDO HERALDICO

Hola a todos, aquí os muestro como se hace un escudo heráldico en varias fotos. Este pertenece al apellido Salmerón.. Y con orgullo debo decir que ha sido mi primer encargo oficial.

Image

Escudo Heráldico. Salmerón.

PRIMER PASO.

Hacer un boceto a tamaño real de lo que se va a hacer. Así nos vamos familiarizando con las formas, la estructura… y además evitamos posibles errores:

Image

Después se elige la piedra… en este caso es una losa de piedra caliza, envejecida a la intemperie. Por eso tiene ese color azul-grisáceo. Mientras que como veréis el interior es blanco cal…

Image

PD: trabajar la caliza es bastante venenoso…Y se necesita un equipo especial del ya os hablaré más adelante.

Como el escudo está divido en varios campos o cuarteles poco a poco y con paciencia, vamos tallando el marco y luego una a una las figuras. Cuanta más profundidad se le da, más difícil es… En este caso, las imágenes tienen una profundidad de 1,5cm. A penas un poco de relieve.

Image

Escudo Salmerón: Primer día x Bilbo Faraco

SEGUNDO PASO:

Tallar las figuras que previamente habíamos dibujado. Lo mejor es utilizar moldes, sobretodo si tenemos que repetir figuras. Como podéis ver, se va tallando siempre de la línea exterior hacia fuera y cometer errores es fácil, porque la piedra según como la golpees, salta y se rompe hacia donde uno no quiere: ES UN TRABAJO LENTO, Y DE GRAN CONCENTRACIÓN.

Primero tallamos el perfil, igual que si lo dibujasemos en papel..solo que en vez de lápiz, usamos cinceles. y luego damos forma y relieve.

Image

Escudo Salmerón: los cuatro campos y la leyenda del apellido. x Bilbo Faraco.

TERCER PASO:

Por último damos profundidad. Aquí ya entra en juego, la pericia del cantero y la profundidad del encargo que nos hayan hecho. A más profundidad más realismo, pero también más tiempo.

Image

Escudo Salmerón: Los lobos.

Image

Así queda el escudo después de la talla. El encargo consistía en mantener el color de la piedra en su capa externa. De esta manera se consigue un bonito juego de colores, pero también se dificulta la profundidad.. Es como, un escudo en 2D… pero no os preocupéis con las gafas del cine se ven en 3D… jajaja.

CUARTO PASO:

Por último sólo quedaba envejecerlo. “La primera foto”.

Hay muchas maneras… Con cenizas, con humo,, con betunes… enterrándolo…método buenísimo, pero que no es válido por la escasez de tiempo. O utilizando cualquier material que manche. En este caso he utilizado: café, tierra y yogures: Un método sorprendente que lo ensucia que da gusto…y funciona. De hecho el potingue que se consigue es digno de los realizados cuando jugábamos a las cocinas de pequeños. Cuantos más días esté el escudo con esta mezcla, más color toma. Luego se limpia con agua a presión y ya tenemos un escudo heráldico con solera, como el vino. Por cierto, también podemos usar vino tinto, pero cuidado, los colores pueden ser algo fantásticos. jajaja.

Para los curiosos. La manzana también se usa, sobretodo, para envejecer el granito y las areniscas, debido a los ácidos que contiene. !SORPRENDENTE VERDAD!

Un saludo: BILBO FARACO

“El puente que se convirtió en fuente”

Hola, hoy comparto con vosotros la que creo que ha sido mi escultura más divertida pero también estresante.

Paseando por el campo encontré una piedra alargada y estrecha, perfecta para hacer una Gárgola, como las de las catedrales. Pero como me faltaba la catedral me puse a pensar y un día se me ocurrió que podía hacer…esto:

Un puente cubierto por un montón de arcos, como los de la edad media, pero en pequeño.

Para ello tendría que agujerear, cual queso, la piedra arco por arco, lo que ya os aseguro es muy complicado. A medida que vas realizando los agujeros la piedra se va debilitando, existiendo más riesgo de romperse. Poco a poco, uno a uno, oradas los agujeros por ambas caras y por arriba, hasta que ya sólo están separados por una delgada capa de piedra. Es este momento uno de los más peligrosos y cuando tienes que tener más cuidado, porque un golpe más fuerte de lo necesario puede romper toda la piedra.

Image

Los arcos.

Cuantos más agujeros haces, menos resistente es.. así que con mucha paciencia y utilizando una herramienta parecida a un clavo hice la arcada que veis. Este es un trabajo lento y eso implica que tienes mucho tiempo para pensar en lo que puedes hacer. Lo malo de pensar es que en tu cabeza sale siempre mucho mejor y no cuesta:

¡La mente siempre trabaja más rápido…! por eso hay que tener mucho cuidado,, te despistas, te aceleras queriendo terminar para poder empezar otra cosa y en un solo golpe, puede aparecer una raja, y en otro, romperse.

A medida que iba tallando el puente se me ocurrían miles de cosas que poder hacer, pero al final, de entre todos esos pensamientos, decidí que el puente podía ser también fuente y así complicar más la obra. Por eso le hice unos agujeros en el frente y en los laterales. El agua entraría por uno de estos últimos y una vez llagase al centro se dividiría en dos cayendo a cada lado de la arcada…Vamos, “una obra digna de un maestro cantero” Así que guíado por la ilusión lo intenté y quedó así: Image

Además no lo pude evitar y en uno de los laterales, el contrario por donde entra el agua, tallé unos leones,(Gatos) que presidieran esa entrada…
Image
Los gatos que querían ser leones.
En realizar esta escultura, o fuente… tarde bastante, y tenía muchas ganas de probarla con agua. Así que un día le hice el agujero por el lateral, para que la fuente se surtiera desde dentro y con un tubo conectado a una manguera abrí el grifo…..
¡DESASTRE ABSOLUTO! el agua se salía por todos los sitios menos por las dos bocas bajo los arcos. Y es que el agua es muy difícil de conducir, por donde uno quiere, porque aunque parezca increíble se pega a los materiales. Y más, si es una piedra…Así que, en vez de caer en chorrito zen por las bocas; el agua se pegaba a la piedra, frustrado seguí trabajando, hasta que después de muchos intentos, lo conseguí.

Image

Más o menos…. JAJAJAJA…..

Un nuevo cantero ha llegado a la ciudad.

Hola soy Bilbo, pero no soy un hobbit…no, soy un artesano cantero. Mi trabajo es escuchar a las piedras y sacar de ellas cosas que sorprendan.  Me encantaría compartir con vosotros las cosas y encargos que voy sacando.

Escudo

Este fue mi primer escudo. Realizado en una piedra arenisca. Una piedra de talla difícil pero que permite mucho detalles. Como véis con paciendia se pueden conseguir muchas cosas… Cuanto más rebajas la piedra más relieve tienes y cuanto más pequeños son los detalles más difícil es… Bueno en posteriores post os explico como se hace… que no quiero aburriros.